LAS CLAVES TONALES EN FOTOGRAFÍA

Noticias »  LAS CLAVES TONALES EN FOTOGRAFÍA
LAS CLAVES TONALES EN FOTOGRAFÍA
05/12/2017
 Hoy os dejamos este estupendo artículo de nuestro compañero Carlos Larios y del Homenaje Nacional 2017 José Benito Ruiz. Esperamos que os sea de mucha utilidad, y que os animéis a enviarnos vuestros trabajos
Autores : Carlos Larios y José B. Ruiz, noviembre 2017.
Esquema de claves: Ana Hernández
Agradecimientos: Moderadores y miembros del grupo de estudio sobre Composición.
 
CONSIDERACIONES PREVIAS
 
En la documentación previa a la elaboración de este artículo hemos detectado que los matices en las definiciones de las claves tonales se han ido empobreciendo hasta un punto de excesiva simplificación, confusión e incluso contradicción en numerosas fuentes que provienen de diversos países, como Inglaterra, EEUU, Italia, y, desgraciadamente, también España. Es asombroso que en muchos documentos formativos, libros, no digamos en artículos y blogs en Internet ha habido un copia-pega desafortunado que ha degradado el conocimiento y contribuido a que pueda perderse una valiosa información.
 
El presente artículo presenta las variedades de claves tonales basadas en los estudios de pintura y dibujo clásicos, de una forma novedosa y adaptada a la fotografía que concilia las posturas enfrentadas en su clasificación y modo de obtención.
Posiblemente el confuso enfrentamiento de criterios proviene de una diferente aplicación de las claves en la fotografía clásica con respecto a la pintura. Es común encontrar formadores que basan la forma de aplicación de las claves exclusivamente en la sobre y subexposición de la toma. Muchos fotógrafos que aprendieron hace décadas entienden que una clave no se encuentra, la hace de forma creativa el fotógrafo controlando la exposición y entonces el tono dominante, ya sea blanco en la clave alta o negro en la baja, aparece sin detalle. Casi de forma exclusiva las claves baja y alta se han basado en un tono extremo. Con la misma frecuencia las claves medias se han ignorado.
 
Quizá el origen de esta polémica se encuentre en la dificultad para realizar una clave que abarcase más tonos en fotografía química y que incluyese un tono dominante. Era muy complicado llegar del blanco al negro con una predominancia en los tonos de grises (clave mayor alta o baja en pintura), a no ser que se tuviese un dominio magistral de los tapados durante el positivado. Por otro lado la clave media (clave menor media en pintura) se entendía como una fotografía mal expuesta, pobremente contrastada o de débil expresividad.
 
Quienes hemos aprendido así debemos reconocer que las claves tonales formuladas desde el dibujo y la pintura son más completas. Mientras que en este arte los tonos propuestos como dominantes son extremos con detalle, en fotografía debemos admitir el blanco y negro puros, sin detalle, las zonas 10 y 0.
 
QUÉ SON LAS CLAVES TONALES
Son esquemas de repartos tonales en una escena. Permiten identificar la distribución de los tonos y el predominio de algunos de ellos para determinar la expresión de la imagen.
 
Todas las imágenes poseen una clave tonal (alta, baja o media), sin excepción, pero son las claves de los extremos (bajas y altas) las que, en general, poseen mayor nivel de expresividad.
 
Dependiendo del predominio de tonos más claros o más oscuros tenemos claves altas y claves bajas, existiendo formulaciones intermedias.
 
Y dependiendo de que haya tonos extremos o próximos a ellos ocupando un área con cierta representatividad tendremos claves mayores o menores. Como referencia podemos tomar que estos tonos sobrepasen el 10% de la superficie de la imagen.
 
La calidad de la luz es un factor de importancia para realizar una clave determinada, pues en condiciones de bajo contraste, con luz muy suave, tendremos dificultades para obtener una clave mayor, frecuentemente tendremos que contrastarla en el procesado.
 
CÓMO OBTENER LAS CLAVES
 
Algunas de las formas de abordar la fotografía de las claves tonales presuponen un trabajo en el momento de realizar la toma, posterior en el procesado o el retoque e incluso mezclar ambos procesos.
 
En el caso de la sobre y subexposición de la toma el fotógrafo decide desplazar los tonos presentes en la escena, pudiendo llegar a fundir zonas tonales en un único tono para crear claves menores.
Podemos utilizar las claves tonales en fotografía de varias formas:
  • Encontrando escenas que tienen un esquema tonal similar al de una de las claves.
  • Sobre o subexponiendo la toma, es decir, desplazando los valores tonales hacia las luces (blanco) o hacia las sombras (negro).
 
  • Mediante el procesado de la imagen, incrementando o reduciendo el nivel de exposición, es decir, aclarando u oscureciendo la toma de forma similar a la anterior pero en procesado en lugar de en la cámara mediante el ajuste de la exposición.
 
  • Mediante el retoque de la imagen, modificando los tonos por zonas o de forma aislada, ofreciendo más posibilidades de modificar la clave natural de la escena.
 
  • Utilizando herramientas de control de contraste en el momento de la toma, como filtros, iluminación, etc...
 
  • Otras formas, como eligiendo los elementos y el fondo con una prioridad tonal en estudio...
 
 
CLAVES TONALES MÁS EMPLEADAS
  • Clave baja mayor. Al ser clave baja muestra una imagen oscura, con predominio de tonos negros o muy oscuros (zonas 0 ó 1). Al ser una clave mayor hay presencia de valores tonales extremos, el blanco o un gris muy claro (zonas 10 ó 9) estarían presentes de forma secundaria en el esquema tonal.
 
  • Clave baja menor. Igualmente al ser clave baja muestra una imagen oscura, con predominio de tonos negros o muy oscuros. Al ser una clave menor no habrá presencia de valores tonales extremos, es decir, habrá ausencia de blanco o grises muy claros (no habrá tonos de zonas 9 ó 10), en su lugar habrá tonos con presencia secundaria grises intermedios (zonas 5 a 8 aproximadamente).
 
  • Clave alta mayor. Al ser clave alta muestra una imagen luminosa, con predominio de tonos claros o blancos (zonas 9 ó 10). Al ser una clave mayor hay presencia de valores tonales extremos, el negro o un gris muy oscuro (zonas 0 ó1) estarían presentes de forma secundaria en el esquema tonal.
 
  • Clave alta menor. Igualmente al ser una clave alta tendrá predominios de tonos claros o blancos (zonas 9 ó 10). Al ser una clave menor no habrá presencia de valores tonales extremos, es decir, habrá ausencia de tonos negros o grises muy oscuros (no habrá tonos de zonas 0 ó 1), en su lugar habrá tonos con presencia secundaria grises intermedios (zonas 5 a 8 aproximadamente).
Deben interpretarse como valores aproximados, pudiendo tener una ligera mayor o menor presencia en el esquema tonal. Aunque en la imagen haya una mayor variedad tonal es recomendable simplificarlos visualmente a fin de tener un número limitado y asimilable de esquemas.
 
Una ayuda para identificar los tonos y su presencia consiste en entornar los ojos para conseguir que se desenfoquen y se vean algo borrosos, ayudando al autor a simplificar e identificar los tonos más similares, o incluso haciendo una primera toma desenfocada.
 
CLAVES MEDIAS
 
Clave media mayor. Una fotografía en clave media mayor representaría el clásico blanco y negro con todos los tonos distribuidos en forma de “montaña” en el histograma y que llega de extremo a extremo.
 
Clave media menor. La clave media menor no presenta un esquema tonal claro y de suficiente contraste, por lo que se considera que su impacto visual es menor, salvo que se utilice el acento.
 
EL ACENTO
El concepto de acento se aplica en las claves tonales como un tono fuera de clave, con muy pequeña representación y que contrasta con el resto. Es el caso de imágenes en clave baja menor en las que aparecen destellos o puntos intensos de luz, o pequeñas figuras de tonos muy oscuros o negros en una clave alta menor. Como referencia podemos tomar que no ocupe más de un 10% de la superficie de la imagen.
 
CLAVE BITONAL EXTREMA
 
Un caso especial se da en aquellos esquemas tonales que presentan las imágenes con valores tonales extremos con muy escasos tonos intermedios o incluso ninguno.
 
Son imágenes con presencia de blanco y negro con o sin detalle (zonas 10 ó 9 y también 0 ó 1), con escasa o nula presencia de otro tono.